Los murales que te cuentan por qué Tlaxcala no fue una cultura prehispánica traidora.

Los Murales de Tlaxcala, es una oportunidad de darle un vistazo a la increíble historia de la antigua Tlaxcallán, la tierra del pan de maíz

Si quieres conocer la historia de Tlaxcala de manera didáctica y de una vez por todas debes visitar su palacio de gobierno en la capital tlaxcalteca, en tiempos prehispánicos esta tierra fue una de las naciones más importantes del centro de México, la antigua Tlaxcallán o tierra del pan de maíz fue cuna de indomables guerreros que eran eternos enemigos de la dominación azteca. 



Los murales de Xochitiotzin, son una narración gráfica de la historia de México y de por que equivocadamente Tlaxcala ha sido calificada como traidora por unirse a las huestes de Hernán Cortés. La respuesta está en los murales, los señoríos de Tlaxcallán nunca estuvieron dominados por los aztecas siempre fueron acérrimos enemigos.



El autor de este tesoro cultural es el maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin (1922 - 2007), llamado el último gran muralista mexicano, de origen tlaxcalteca, que interpretó la historia plasmándola en las paredes del Palacio de Gobierno, fueron el lienzo perfecto para plasmar la historia de su pueblo. Desiderio tardó mas de 40 años en dibujar con excelsa técnica los pasajes de nuestros antepasados.




"La historia de Tlaxcala y su contribución a lo Mexicano" es el nombre de la magna  obra de más de 450 metros cuadrados.




El inicio de la obra se dio gracias al entonces gobernador Joaquín Cisneros Fernández, quien en febrero de 1957, dio la orden de iniciar los trabajos de los murales en el Palacio de Gobierno, esta obra ocupa 450 metros cuadrados. 




En este recorrido por el tiempo se narra la historia del nacimiento de México, desde la llegada de los españoles, la conquista de Tenochtitlán y la alianza hispano-tlaxcalteca, además de lo que fue la vida prehispánica. 





Paredes con hermosos detalles artísticos y culturales; una maravilla que nos ha legado Desiderio Hernández, quien perteneció a la segunda generación de los grandes muralistas del siglo XX.




La obra consta de 24 segmentos que describen los siguientes pasajes de la historia de Tlaxcala: 


1 al 5: describen la llegada del hombre a América y su arribo al Valle de México 

6 y 7: relatan la llegada de los nahuas a éste valle y su encuentro con el águila legendaria 

8: refiere la fundación de los cuatro señoríos 

9: las fiestas del dios Camaxtli, deidad máxima de los antiguos tlaxcaltecas 

10 y 11: describen la reconquista de Texcoco por el rey Nezahualcóyotl 

12 y13: las guerras floridas y la enemistad del reino de Tlaxcala con los mexicas 

14 y 15: la Batalla de Atlixco y el incendio de Huejotzingo 

16: el sacrificio del guerrero Tlaxcalteca-Otomí Tlahuicole 




17: las fiestas de la diosa Xochiquetzal 

18: la historia mitológica del descubrimiento del maíz 

19: narra el uso del maguey como árbol de las maravillas 

20: el antiguo mercado de Ocotelulco 

21: la profecía del regreso de Quetzalcóatl 

22: la Conquista de Tenochtitlán y la alianza hispano-tlaxcalteca 

23: el Siglo de Oro de Tlaxcala 

24: los siglos XVIII y XIX en la historia de Tlaxcala y México 


Sin duda la ciudad de Tlaxcala tiene una gran cantidad de atractivos, la basílica de Ocotlán, la plaza de Toros Jorge “El Ranchero” Aguilar, la Capilla Abierta, pero si lo quieres es conocer su historia, debes visitar los murales del Palacio de Gobierno.


Desiderio Hernández Xochitiotzin nació el 11 de febrero de 1922, en el barrio de Santa María Tlacatecpac del pueblo de Contla, Tlaxcala; se formó en la Academia de Bellas Artes de la ciudad de Puebla, sus grandes influencias fueron José Guadalupe Posada, Agustín Arrieta, Francisco Goitia y, en particular, estudió las obras de Diego Rivera.



Después de una larga enfermedad ocasionada por una falla renal aún se mantuvo activo, y siguió con sus estudios de Historia para la realización de la última etapa de los murales del Palacio de Gobierno; sin embargo, no pudo finalizarla y su hijo continuó con el trabajo mientras recibía la asesoría de su padre.


El Último Gran Muralista falleció el 14 de septiembre de 2007 a la edad de 85 años, víctima de un paro respiratorio.

AQUÍ TUS COMENTARIOS

$type=grid$count=3$hide=home$meta=0$rm=0$snip=0$label=0$src=random-posts