¡El último y nos vamos! Hacienda Patrón la joya del tequila en los Altos de Jalisco

“Patrón”, que se caracteriza por la elaboración artesanal del Tequila

Cuando me dijeron que tendría la oportunidad de visitar la “Hacienda Patrón” en Atotonilco el Alto en Jalisco, lo primero que pensé fue en que sería un viaje intenso donde el tequila sería el protagonista, honestamente no tenía ni idea de todo lo que puedes hacer y lo bien que lo puedes pasar en esta lugar, si tendría que resumir mi viaje diría que fui a buscar tequila y encontré mucha felicidad. 



Lo primero que me sorprendió es que esta hacienda solo se puede visitar por invitación, es decir no es un hotel, ni un club, ni un centro social, donde uno puede llegar pagar una tarifa y acceder a las diferentes actividades que se llevan a cabo en este lugar. 


La hacienda se reservarse el derecho de invitación por varios motivos, el primero y más importantes es el tener siempre en sus instalaciones a personas que realmente están interesadas en entender el inmenso patrimonio que representa el tequila para México. 


La propiedad de "Patrón" mide 40 hectáreas, suficientes para albergar lo que sin duda es la fábrica más bonita que yo allá visto, su arquitectura 100% mexicana le da un gran sentido de identidad con el tequila, también en la propiedad se incluye una casa de huéspedes con 20 habitaciones todas ellas de un lujo y un gusto muy bien cuidado, además posee un restaurante que ofrece cocina mexicana y por supuesto el lugar más importante el bar, donde se encuentran todos los productos que ofrece la casa Patrón. 


Una vez que te instalas en la hacienda comienza la experiencia del tequila, primero conoces todos los rincones de la casa, habitaciones, restaurante, esta hacienda fue fundada en el año de 1989, y en la propiedad solo se produce una marca de tequila “Patrón”. 


El segundo día la aventura enserio comienza, primero visitamos los plantíos de Agave Azul en su variedad de “Tequilana Webber”, que es la que se utiliza para la creación del tequila, cabe mencionar que históricamente la casa “Patrón” no tiene sembradíos de Agave Azul en sus instalaciones al menos no para producir su tequila, si no que 8 agricultores de la región lo proveen para la elaboración de sus productos, los altos de Jalisco, es conocida como la principal región en producción de este cultivo, y créanme que los paisajes en estos campos de cultivo son espectaculares.


De regreso en la hacienda tienes la oportunidad de conocer todo el proceso de elaboración del tequila, “Patrón”, que se caracteriza por la elaboración artesanal, creada en todo su proceso por el maestro tequilero Francisco Alcaraz. 


El proceso de elaboración del tequila comienza con la maduración lenta durante ocho años del Agave Azul, una vez que las piñas llegan a la hacienda son cocidas en hornos de ladrillo, posteriormente son molidas en tahonas de piedra volcánica, antes de pasar a un molino de cilindros, después de un proceso de destilación que se realiza en dos o tres fases dependiendo del tipo de tequila, se pone a reposar en las tradicionales barricas de madera, donde dependiendo del tipo de tequila se eligen el tipo de madera y la duración del proceso de añejamiento, actualmente la planta produce en total 130 mil litros de tequila semanales. 


Todo este proceso te permite degustar uno de los tequilas con mayor reconocimiento a nivel mundial. 


Personalmente me quedo con la experiencia de conocer de primera mano el proceso de producción de uno de los productos mexicanos que más reconocimiento le da a nuestro país, definitivamente como todo lo que vale la pena, el visitar la “Hacienda Patrón” no es fácil, para ello, debes ponerte en contacto con “Patrón” y una vez que eres seleccionado deberás esperar al menos 7 meses para poder visitarla, pero créanme vale la pena la espera.

Por: Gustavo Miranda Jacome

COMMENTS