Atrévete a conocer la “Montaña de 7 colores” del Perú

Esta aventura esta catalogada como uno de los 100 lugares que debes visitar antes de Morir por NatGeo

Perú es un país que resguarda tesoros increíbles, prueba de ello es este lugar, una montaña de 7 colores, que sin duda se nos antoja conocer, en México conocemos muy bien lo que es tener bellezas naturales, tan solo basta voltear a ver nuestra laguna de 7 colores ubicada en Bacalar en el estado de Quintana Roo, pero por supuesto que se me antoja tomar un vuelo y llegar hasta Cusco para conocer esta maravilla de la naturaleza.



La montaña Ausangate, es la quinta montaña más alta del Perú, con sus 6384 metros de altura durante siglos ha recibido muchos nombres; “El Techo de la Capital Inca”, “Vinicunca” (Cerro de Colores), etc. Ubicada en el distrito de Pitumarca, provincia de Canchis, región de Cusco, en el sur de Perú; Ausangate es la considerada la montaña más importante de la cosmovisión andina.




El camino a Ausangate es una de las experiencias más asombrosas que puedes tener, está catalogada por la revista NATIONAL GEOGRAPHIC como uno de los 100 lugares que se debes visitar antes de morir.


La excursión comienza en la ciudad de Cuzco a 3 mil 300 msn, te pasan a buscar al hotel alrededor de las 3:30 de la madrugada.


El trayecto en el minibus es más o menos de tres horas. Entre valles y montañas con un precioso paisaje que se puede apreciar si estas despierto. Cuando faltan unos 25 minutos para llegar, se hace una parada para desayunar y reunir energías.

Una de las recomendaciones es tomar un té de coca y masticar la hoja de coca antes de empezar a subir.

Una publicación compartida de Peru (@peru) el

Cuando se llega al lugar de partida, el guía hace una pequeña charla informativa de todo. El guía lleva unas botellas de oxígeno por si algunas personas las necesitan.


La travesía es un tanto difícil, porque la oxigenación que se recibe es al 50% de lo normal, lo que hace más difícil la subida. El tiempo estimado para subir es de dos horas y media cada trayecto, subir y bajar.

Poco a poco se va subiendo y se comienza a sentir más la altura, hay que ir poco a poco, no esforzarse, para poder llegar.

Se recomienda utilizar calzado apropiado ya que suele haber barro resbaladizo, también llevar capa para el agua, pueden caer unas suaves lluvias.


Para las personas que no se sienten bien, hay caballos que se ofrecen pagando un costo dependiendo de donde se encuentre hasta llegar al punto donde llegan los caballos, aclaro esto porque los caballos no llegan a la cima, sino a unos cuantos metros más abajo.

Solo se puede estar en la zona alta unos 30 minutos, esto por seguridad de la salud.

AQUÍ TUS COMENTARIOS

$type=two$count=6$show=post$meta=0$rm=0$snip=0$label=0$src=random-posts