Mi experiencia en 'The St. Anthony' el primer hotel de lujo en San Antonio, Texas

St. Anthony puede ser la puerta de entrada para descubrir San Antonio


Fundado en 1909 es un edificio histórico del centro de la ciudad. Localizado a 3 cuadras del River Walk.  

En 2015 fue renovado y relanzado como parte de The Luxury Collection. La colección icónica edificios convertidos en hoteles de lujo. 




Mi experiencia en el St. Anthony fue la puerta de entrada a descubrir un San Antonio lleno de tradiciones e historia. 

Este edificio originalmente fundado en 1909 ha sufrido transformaciones con el paso del tiempo hasta convertirlo en un edificio que merece la conservación por parte de un comité especial. en sus más de 100 años de historia ha sido testigo del paso de todo tipo de celebridades y visitantes distinguidos.




Está lleno de leyendas y 
hechos históricos. 

Por ejemplo, se dice que Billy Joel tocó el piano de más de 90 años de antigüedad que se encuentra en el lobby principal. 




También se sabe que en el bar tradicional, The St. Anthony Club, se han hecho acuerdos importantes que dieron forma a la actualidad de San Antonio y uno que otro contrato deportivo de primer nivel ha sido negociado en sus sillas de piel. 





The St. Anthony cuenta actualmente con 277 habitaciones, con diferentes tamaños, disposiciones y decoraciones. 



Todas cuentan con elementos que evocan la historia del hotel y de la ciudad, fotografías, grabados, tapices y vistas a las calles del centro de la ciudad. Todas las habitaciones están equipadas con pantallas de 42" y sistema de sonido Bose para que te instales sin problemas.




Escritorios amplios y con las conexiones necesarias en calidad.

Velocidad y cantidad. La cama, suprema, suave y firme, almohadas suficientes para elegir. Me gustó mucho que son habitaciones altas y amplias, no parece que estás en un hotel de ciudad. El baño, es muy cumplidor, doble lavabo en todas las habitaciones, amplitud y la privacidad necesaria. Las amenidades son las adecuadas. 






En los espacios comunes destaco la piscina que está en el nivel 10 del edificio y que es una especie de "roof garden" con un bar de cocteles y botanas, con bungalows que respetan la privacidad y que invitan a pasar más de una o dos horas disfrutando del "calorcito" de San Antonio.


Tiene varios salones para banquetes y eventos especiales. 

En ellos se han realizado los eventos más pomposos de la sociedad de San Antonio del siglo XX, sus paredes están llenas de fotografías y evocan elegancia y clase en tiempos en los que es necesario rescatar estos valores. 


Rebelle

Merece una mención aparte, y por ello lo he dejado al final, Rebelle, el restaurante insignia de The St. Anthony, un espacio decorado con arte contemporáneo de vanguardia que presume un bar al centro del salón en los que sirven extravagantes martinis, la influencia mexicana se siente aquí por la variedad, bien surtida y cumplidora de tequilas y sus derivaciones.

Ubicación:



La comida es de buen nivel. Cocina que cumple con los estándares básicos de calidad y que es dirigida por un chef texano, un joven que ronda los 30. 

En los pequeños salones privados del Rebelle puedes encontrar el espacio adecuado para una gran ocasión.



Estás en Texas!

No lo olvides, pide el Rib Eye de 8 onzas, come carne, buena, cumplidora, bien preparada. La carta de vinos es modesta pero suficiente.


El personal está bien preparado, todos jóvenes y dispuestos a enamorarte con su entusiasmo. En tu estancia en el St. Anthony no dejes de comer en Rebelle. 


Las actividades en San Antonio son diversas, cada vez hay más por hacer, de eso nos ocuparemos en otro post, termino anotando que la ubicación de este hotel es estratégica, a 15 minutos del aeropuerto, a 3 cuadras del River Walk y 3 cuadras de The Alamo es un buen punto para aterrizar y explorar esta ciudad del sur de Texas.

thestanthonyhotel.com


Por: Víctor Pineda ENVIADO.
victor@primermovimiento.com

AQUÍ TUS COMENTARIOS

$type=two$count=6$show=post$meta=0$rm=0$snip=0$label=0$src=random-posts