El real y verdadero origen de las 'Posadas Mexicanas' A romper piñatas ya!

Llega Navidad y con ella todas las festividades que son afines a ella, muchas tan tradicionales como las posadas, que pese a que pasan las generaciones, los mexicanos seguimos celebrando año con año, por el simple gusto de vivir un agradable momento con la familia y los amigos. 



De inicio debemos conocer que estas se celebran del 16 al 24 de diciembre de cada año. 



La parte histórica y religiosa de esta celebración es que estas fiestas recuerdan el peregrinaje de María y José desde su salida de Nazaret hasta Belén, donde buscan un lugar para alojarse y esperar el nacimiento del niño Jesús. 



Los 9 días representan los 9 meses de embarazo de María. Los nueve días tiene un distinto significado: humildad, fortaleza, desapego, caridad, confianza, justicia, pureza, alegría y generosidad. 



En México esta celebración se ha venido adaptando a nuestra cultura y hoy en día comienza con entonar una letanía mientas las personas se reúnen en dos grupos, unos dentro y otros fuera de la vivienda donde se llevará a cabo la celebración, y se hace una pequeña representación de como se supone que María y José pedían posada. 


Dentro de las tradiciones durante la festividad se tiene que romper una piñata rellena de dulces y frutas, cabe aclarar que esta debe tener 7 picos, que representan los siete pecados capitales; además a los invitados se les invita ponche y tamales calientes, así como “aguinaldos” (Bolsitas con frutas y golosinas), que ya son toda una tradición mexicana. 

El origen en México de las posadas según el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), se remonta a la época prehispánico cuando se celebraba el advenimiento de Huitzilopochtli (Dios de la Guerra) durante la época invernal, la cual en ese entonces llevaba el nombre de Panquetzaliztli y que se desarrollaba del 17 al 26 de diciembre. 


Esta celebración en México fue cambiando debido a la evangelización que se realizó en la Nueva España, y con la instauración de la imagen de María y José, que vino a sustituir a Huitzilopochtli. 

En México también se celebra la "Pastorela" que es básicamente la misma celebración, pero llevada a cabo en forma de representación teatral, y que además añade personajes como el diablo, pastores, niño dios, María y José. 

Así que ya lo saben para celebrar una verdadera posada mexicana solo tienes que seguir estos 4 pasos: 

1.- Pedir Posada 
2.- Cantar Villancicos 
3.- Romper la Piñata 
4.- Ofrecer Aguinaldos y Ponche.

COMENTA AQUÍ:

VER MÁS$type=carousel$sn=0$cols=4$va=0$count=12$sp=3000$src=random-posts$hide=page