Teotihuacán tres nuevos hallazgos que quizá no sabías

Teotihuacán “el lugar donde los hombres se hacen dioses” aún guarda muchos secretos, ya que sólo el 5 por ciento de sus 23 kilómetros cuadrados ha sido explorado.



Primer Hallazgo


Después de una serie de investigaciones y excavaciones, arqueólogos pertenecientes al proyecto Tlalocan (financiado por el INAH) lograron acceder al “inframundo” de la zona arqueológica. En él habían descubierto un túnel de 150 metros, perteneciente a las entrañas del templo de la Serpiente Emplumada, en la Ciudadela. 

A lo largo del túnel se encontraron cerca de 70,000 objetos entre ofrendas, bastones de mando, piedras preciosas, semillas, esqueletos animales -que, se piensa, podrían pertenecer a jaguares- y extrañas esferas metálicas, cuyo significado es desconocido. 

Segundo Hallazgo

Desde la década de los años sesenta, el arqueólogo Ponciano Salazar comenzó a excavar al pie de la escalinata principal de la Pirámide de la Luna, el trabajo se retomó en 2014 y en 2015 se hallaron cinco grandes piedras verdes que, de acuerdo con sus características, se sabe que proceden de Puebla y Guerrero.

Esas rocas eran utilizadas en ofrendas olmecas; ellos hacían todo con piedras verdes. El color verde está asociado con la abundancia y la fertilidad, elementos importantes para los teotihuacanos, dedicados a la siembra”, explicó la arqueóloga Verónica Ortega, subdirectora Técnica de la zona arqueológica de Teotihuacán.


Hace unos días, se dio a conocer el hallazgo que, hasta el momento, consta de cinco piedras sedimentarias de más de 400 kilogramos y de 1.40 metros de largo por 50 centímetros de ancho.

Tercer Hallazgo

Justo en la Plaza de la Luna a escasos diez centímetros de profundidad han aparecido dos canales o conductos asociados al altar central de la Plaza de la Luna y cuya función no era de desagüe sino simbólica. Los dos conductos parten respectivamente de las escalinatas norte y sur del altar hacia esos puntos cardinales, alcanzan una longitud de 25 metros y hasta tres metros de profundidad. "La Ciudadela y las plazas de las pirámides del Sol y de la Luna tuvieron un simbolismo más allá de un programa arquitectónico o urbanístico.

 Redacción




SUSCRIBETE! gratis a nuestro Magazine!

COMENTA AQUÍ:

VER MÁS$type=carousel$sn=0$cols=4$va=0$count=12$sp=3000$src=random-posts$hide=page