La Paz: una ciudad que vive en medio de los Andes

En medio de la cordillera de los Andes, entre la naturaleza y las montañas, se encuentra La Paz, una encantadora y sorprendente ciudad boliviana de 133.985, km2 de extensión, la que fue destacada como una de las siete nuevas ciudades maravilla del mundo por la fundación New7Wonders.




Lo cierto es que La Paz tiene varios atractivos, comenzando por su arquitectura, especialmente en el denominado Casco Viejo y en el centro histórico, donde sus angostas y adoquinadas calles invitan a recorrerla y disfrutar de la coexistencia perfecta del mundo occidental y la herencia ancestral de las culturas aymará y quechua.

En la zona del centro conviven edificios antiguos y modernos. Aquí se encuentran antiguas construcciones, algunas de ellas abiertas al público, importantes museos, hoteles, tiendas y edificios gubernamentales, como la Alcaldía Municipal de La Paz y el Banco Central de Bolivia. También se erige la Plaza Murillo, hogar del Palacio de Gobierno y el Concejo Nacional.


La Paz también es considerada la capital más alta del mundo (3 649 msnm), emerge en un cañón al pie del nevado Illimani, considerado el protector de Nuestra Señora de La Paz, nombre original con el que fue fundada la ciudad. Desde cualquier mirador es posible conseguir impresionantes vistas, especialmente al anochecer. Una entretenida manera de llegar hasta ellos es a través del teleférico urbano.

Sabores andinos

Una de las mejores formas de conocer un destino es a través de su gastronomía, y La Paz no es la excepción. Quienes visiten la capital boliviana deben probar sus exquisitas preparaciones, las cuales dan cuenta de las raíces ancestrales del pueblo aymará, las que se fusionaron con las de los quechuas y, más tarde, con los españoles.

De esta manera se gestó una cultura mestiza rica en valores de toda índole, y en particular en el ámbito culinario, dando origen a exquisitas preparaciones. El thimpu es el plato tradicional de la ciudad, y es preparado con carne de cordero, arroz, papa, salsa de ají amarillo, cebollas, arvejas y habas. Por su parte, el chairo, con ingredientes como el chuño, la papa dulce, la chalona y el mote pelado, rescata los productos típicos de las zonas altas del altiplano… dos platos paceños imperdibles.

Redacción

QUIZÁ TE INTERESE TAMBIÉN: 

VER MÁS$type=carousel$sn=0$cols=4$va=0$count=12$sp=3000$src=random-posts$hide=page