El Moisés de Miguel Ángel, el gran secreto de Roma Italia

Ir en busca del Moisés se puede sentir un poco como encontrar un tesoro escondido

La escultura más famosa que seguramente conoces es El David de Miguel Ángel que se ubica en la Galería de la Academia en Florencia. Sin embargo, existe la que yo llamo la “otra” estatua de Miguel Ángel, considerada por él mismo como su obra más realista (leíste bien, por encima del David).



Te estoy hablando de El Moisés de Miguel Ángel que se ubica en la ciudad de Roma. Esta obra tiene un encanto pues se encuentra enclavada en una iglesia sencillísima, que pasa desapercibida en el bullicio y locura de la capital italiana. Ir en busca del Moisés se puede sentir un poco como encontrar un tesoro escondido y desconocido para muchos.

La otra estatua de Miguel Ángel
un tesoro escondido en Roma

A unos 7 minutos a pie desde el Coliseo, se encuentra la pequeña iglesia San Pietro in Vincoli, actual hogar de esta fascinante escultura. 

San Pietro in Vincoli

La traducción para el nombre de la iglesia es: San Pedro encadenado. Recibe este nombre porque bajo el altar mayor encontrarás las supuestas reliquias de las cadenas con las que ataron a San Pedro durante su encarcelamiento en Jerusalén.


  El Moisés fue concluido después que 
el autor terminara la Capilla Sixtina en 1545.

El Moisés es parte de una obra más grande que originalmente serviría como tumba para el papa Julio II. Como una broma de la vida este retablo está casi en penumbra y para poder observarlo bien, deberás depositar una moneda de 1 euro en un improvisado sistema que alumbrará la obra por alrededor de 1 minuto (¡ver para creer!).



Cuando estés frente a esta escultura… toma tu tiempo… respira y observa con detenimiento: 

Se trata del personaje Bíblico llamado Moisés quien tiene bajo el brazo derecho las tablas de la ley (Mejor conocidos como los 10 mandamientos). 


Los detalles en el tallado del mármol
son realmente sorprendentes

Volteando hacia un lado, se supone observa al pueblo de Israel que ha caído en idolatría y por eso su expresión facial tan peculiar: parece que está a disgusto.


Para mí los detalles son impresionantes, su mano derecha acaricia su barba llevándola hacia un lado como si fuera natural. Observa detenidamente sus vestidos, ¡cada pliegue es tan real! Mira la caída que tienen sus ropas, sólo Miguel Ángel pudo haber creado esto a partir de un bloque rígido de mármol.


Este personaje tiene una poderosa constitución: ¡Mira sus músculos y venas! Está ahí… expectante, con el cuerpo en tensión como listo para levantarse.



 Se cuenta que Miguel Ángel al concluir El Moisés lo golpeó en la rodilla derecha y le gritó para que éste le hablara, pues es tan real que sólo le falta respirar y hablar.
Enciende tu GPS

Para llegar a la iglesia de San Pietro In Vincoli ubicada en la zona de Esquelino, puedes bajar en las estaciones de metro: Cavour o Colosseo de la Línea B y estarás sólo a unos minutos a pie. La entrada a la iglesia es gratuita con un horario de 8:00  a 12:20 horas y de 15:00 a 18:00 horas.



¡Cuando estés en Roma, date una 
escapadita para alumbrar al Moisés!