10 razones para viajar al Sur de Francia y convertirte en un Gladiador

Una región llena de historia milenaria y ruina romana en perfecto estado de conservación!

Queremos invitarte a descubrir el Sur de Francia! Una región llena de historia milenaria y ruina romana en perfecto estado de conservación; y con la bendición de tener el Mar Mediterráneo muy cerca y a tan sólo 3 horas de tren (TGV) desde París.


1 Visitaremos la región de Languedoc-Rousillon. Una región de Francia que comprende cinco departamentos. Limita al sur con España (Cataluña), Andorra y el mar Mediterráneo (el golfo de León) y las regiones francesas de Provenza-Alpes-Costa Azul (Provence-Alpes Côte d’Azur), Ródano-Alpes (Rhône-Alpes), Auvernia (Auvergne) y Mediodía-Pirineos (Midi Pyrenees).



En el Sur de Francia el ambiente y el clima cambia, todo es más cálido, ideal para descubrir pequeñas poblaciones medievales que hablan por sí solas de la historia de este hermoso país.


¿Cómo llegar?


2 Es muy fácil, desde la estación Gare de Lyon de Paris, puedes tomar un tren rápido, (el famoso TGV) hacia la ciudad de Nîmes. En menos de 3 horas habrás llegado al
Inicio de nuestro recorrido. 


Te recomendamos mucho alojarte en Imperator, un hotel delicioso y mítico, abierto desde 1929 en el que se han alojado personajes como Pablo Picasso, Ernest Hemingway, Ava Gardner y Jean Cocteau. Desde aquí puedes recorrer todo el Sur de Francia.


3) Nîmes


Con más de 2 mil años a cuestas. Es encantadora, de típica postal europea, una pequeña ciudad galo-romana capital del departamento de Gard que posee importante cantidad de monumentos romanos majestuosos y excepcionalmente bien conservados.



A la pequeña Nîmes hay que caminarla. Su centro histórico es lindo y acogedor lleno de cafecitos y tienditas para descubrir, con huellas de la edad media y el renacimiento por doquier. 




Si ves una puerta abierta o un patio, pide permiso y entra, descubrirás bellos tesoros romanos de la Edad Media o renacentistas.



Dicen los nimeños que aquí se puede disfrutar de más de 200 días soleados al año. No olvides visitar su mercado central que es todo un espectáculo con olores y sabores de la región. 



Ahí prueba los patés nimeños y la deliciosa brandada de bacalao que es como un aderezo hecho con aceite de olivo, muy demandado por los locales; además prueba la gran variedad de quesos y vinos que ahí se venden.




4) Maison carrée

En Nîmes es historia pura, podrás ir caminando para ver su majestuosa Maison carrée (en español significa la “casa cuadrada”, ¡aunque no es una casa ni es cuadrada!). Este es el único templo romano del mundo antiguo que ha sido conservado en su totalidad, sin duda es el corazón de Nemausus como se le conocía a esta ciudad en la época romana. 


Algunos historiadores fechan su construcción en el año 16 a. C. aunque oficialmente se dice que es del siglo I de nuestra era. 

Mìrale en video:


Entra en ella y observa la función de cine que ahí se ofrece y que proyecta una historia épica de como la Maison carrée fue mandada a construir por el imperio romano de Augusto. Estar parado ahí y sentir toda esa historia bajo tus pies es emocionante.


5) Anfiteatro Romano.


Es un coliseo romano en perfecto estado de conservación. Aquí se libraron feroces batallas de gladiadores que luchaban por ganar honor en el imperio romano. 




La imponente arena (arène en francés) o anfiteatro que fue construido a finales del siglo I D.C., mide aproximadamente 133 metros de largo y 101 metros de ancho. Testigo de innumerables luchas de gladiadores hace casi dos mil años. 



Hoy es moderno escenario para conciertos de talla mundial y épicas corridas de toros.


Se siente una adrenalina muy especial penetrar en la arène y descubrir sus pasadizos secretos donde además ves su museo donde te puedes poner los pesados atuendos y armas que usaban los gladiadores de la época y jugar un poco a ser gladiador. 




No te pierdas los Grandes Juegos Romanos  en el mes de abril en los que Nîmes revive la época romana regresando en el tiempo miles de años cuando aquí se veneraba a los emperadores romanos. 
5252



Está considerado el anfiteatro mejor conservado del mundo.



6) Jardines de la Fuente

Dicen que Nîmes nació del agua, porque aquí brotaba y servía para el trabajo. Estos jardines se construyeron en el siglo XVIII en Nîmes donde brotaba el agua que alimentaba la ciudad; además es uno de los primeros jardines públicos de Europa. 



Están llenos de construcciones romanas y del siglo XVII, que incluyen la Tour Magne y el Templo de Diana entre muchos otros. 


En él podemos encontrar fuentes, estatuas, escalinatas, avenidas y balaustradas de estilo neoclásico. 




Tómate una foto en La Tour Magne o Torre Magna que fue construida en el año 15 a.C una especie de faro y punto de referencia para la ciudad.

7) Pont du Gard

Construido también por el imperio romano en el siglo I. A sólo unos 30 kilómetros de la ciudad de Nîmes junto al pueblo de Remoulins, en el departamento de Gard se encuentra una edificación grandiosa patrimonio mundial de la UNESCO. 



Es el Pont du Gard (Puente sobre el Gard), es el vestigio de un acueducto de tamaño enorme. Este es el más alto del mundo romano con 275m de largo y 48 m de alto. Se compone por tres niveles de arcos superpuestos. 




Es el monumento antiguo más visitado de Francia, más de un millón al año. Es parte de la red de Grand Site de France, es decir, Gran Sitio de Francia.


Su construcción se le atribuye al yerno de Augusto, Marco Vipsanio Agripa. Fue construido para llevar el agua hasta la ciudad romana de Nemausus (actual Nîmes).



 Fue parte de un acueducto de unos 50 km que llevaba el agua desde los nacimientos cercanos a Uzès. El acueducto llevaba 20.000.000 de litros de agua diariamente. 




El Puente del Gard es una de las cinco atracciones turísticas más visitadas de Francia.

8) Uzés

Cercano al Pont du Gard, también a unos 30 kilómetros de Nîmes se encuentra Uzés, una magnífica ciudad medieval que ofrece un casco antiguo preservado increíblemente. Es una ciudad rodeada por viñas. En esta ciudad se encuentra el Castillo de los duques de Uzés y la Tour Fenestrelle




Es una ciudad que mezcla aromas de Languedoc y de Provenza. Sus  estrechas calles peatonales traen reminiscencias de la época medieval.

9) La Camarga


¡No puede faltar una visita a la zona de la Camargue Gardoise (Camarga)! A unos 45 kilómetros de Nîmes se encuentra esta espectacular zona, área de mar, arena y lagunas que se mezclan con flamingos, aves, caballos y toros. Es una región pantanosa con unos paisajes inenarrables.


Imperdible una visita a la Torre Tour Carbonnière que es un observatorio medieval privilegiado para observar todo el paisaje de la Camarga. Es también parte de la red de Grand Site de France. Sube y observa La Camarga desde las alturas en todo su esplendor.

10) Aguas Muertas:


Finalmente, en la Camarga en la riviera del Mediterráneo se encuentra la ciudad fortificada de Aigues-Mortes (en español Aguas muertas) creada en 1240 por el Rey San Luis IX de Francia y de donde salieron las 7ª y 8ª cruzadas en 1248 y 1270




Se encuentra totalmente amurallada, fue el principal puerto francés del Mediterráneo. Si te gustan las historias de caballeros y Edad Media debes venir aquí. ¡Esto es estar justo donde pasó la historia!



Todos estos puntos de interés puedes recorrerlos alojado en Nîmes  ya que todos se encuentra relativamente cercanos entre sí.



El sur de Francia no sólo es encantador, está lleno de zonas por conocer y de sitios históricos que son imperdibles.



Por Marco Daniel Guzmán
viajabonito@gmail.com
Comentarista de Turismo Mundial. 
Dedicado a reseñar destinos e industria turística
SUSCRIBETE! gratis a nuestro Magazine!


AQUÍ TUS COMENTARIOS

$type=grid$count=3$hide=home$meta=0$rm=0$snip=0$label=0$src=random-posts