Los teotihuacanos y su ciudad: Una visión para la eternidad

Teotihucán la zona arqueológica más visitada de México


Pocas zonas arqueológicas en el mundo muestran la perfección alcanzada en Teotihuacán. No deja de asombrar lo meticuloso en su planeación y lo funcional de sus complejos, el trazo de sus calles, lo monumental de sus plazas, su división por barrios, lo funcional de sus cisternas y sus sistemas de drenaje.




La historia de Teotihuacán no comienza con la edificación de sus pirámides sino con la llegada de los primeros habitantes a su valle en el siglo 4 AC. Cuando grupos procedentes de el valle de México emigran hacia el norte -debido a la erupción de el volcán Xitle - y se mezclan con grupos locales. Los primeros tenían elementos de arquitectura monumental al haber edificado la primera pirámide redonda del continente: Cuicuilco.



Lo primero que se planea en la ciudad es el eje en torno al cual todo se edificara: la calzada de los muertos -que alcanzaba una longitud de 6 km. aproximadamente -al caminar por ella uno tiene la sensación de ser transportado muchos siglos en el tiempo hacia el pasado imaginándose como pudieron sus diseñadores distribuir tan simétricamente las pequeñas plataformas piramidales a lo largo de ella y que terminan en la plaza de la luna que se encuentra en dirección norte. 



La calzada formaba una cruz con otra transversal que corría de oriente a poniente junto al rio san Juan y que se encuentra alineada con las Pléyades y que fueron conocidas por los mayas como Tzab que quiere decir cascabel de serpiente.

El primer complejo en edificarse fue la gran plaza de Quetzalcóatl, nombrada por los españoles Ciudadela por confundirla con un fuerte y que por cierto nada tiene que ver con tal función sino que aparte de ser sede del mercado local y punto de recepción de mercaderías procedentes del sur era plaza ceremonial. Consiste en un complejo rodeado por 15 pequeñas pirámides que en otro tiempo estaban coronadas por templos que albergaban monolitos, dos complejos de viviendas y una pirámide, la más hermosa la de Quetzalcóatl, que fue de las primeras en ser restauradas tempranamente en 1900 por el arqueólogo Leopoldo Batres.

Otros secretos guarda esta plaza a decir de algunos estudiosos también contiene las medidas a escala de las distancias de los planetas del sistema solar respecto al sol.

La técnica constructiva innovadora de los arquitectos teotihuacanos fue la combinación del talud con el tablero, es decir el muro inclinado con el recto es en este donde se plasmaron los hermosos murales que desafortunadamente en un estimado 90 % han desaparecido.


La técnica de pintura sobre mural es innovadora, casi todos los motivos se ejecutan sobre una superficie de color rojo y rellenándose los dibujos trazados con amarillo, verde, azul y negro. .

La importancia de los personajes se determina por las dimensiones de los mismos.

La pirámide del sol muestra solo taludes en sus etapas excepto en la penúltima y es en esta donde se verifica un fenómeno de luz y sombra parecido al que se observa en Chichen Itzá Yucatán en primavera: La aparición de una sombra en contraste con la luz que baña la fachada. .

Esta pirámide monumental fue construida sobre una gruta de aproximadamente 100 mts. De longitud que se piensa fue usada como adoratorio poco después de que los fundadores llegaron al valle.

La plaza de la luna es un ejemplo de la noción de la simetría que sus arquitectos poseían, está rodeada por varias plataformas piramidales y al norte la pirámide de la luna cuya cima se encuentra al mismo nivel que la del sol debido a un desnivel en el terreno.


Vecino de la plaza es el palacio del Quetzalpapalotl que fue restaurado en los años sesentas, muestra como vivía la casta sacerdotal. Consta de un patio con piso desnivel para desaguar y rodeado de columnas decoradas con motivos del ser que le da su nombre y tres habitáculos con una instalación para temazcal ritual posiblemente usado antes de las ceremonias.

Muchos secretos aun por descubrir guarda esta ciudad maravillosa. No esperemos mas para disfrutar de ella, en el próximo destino de fin de semana la incluyan en su itinerario.


Por: Marco Dávalos

QUIZÁ TE INTERESE TAMBIÉN:
Burj Al Arab un hotel de 7 estrellas que puedes visitar en Dubái

Suscríbete gratis a nuestro Magazine




AQUÍ TUS COMENTARIOS

$type=grid$count=3$hide=home$meta=0$rm=0$snip=0$label=0$src=random-posts